Imprimir esta página
Miércoles, 23 Octubre 2013 00:00

Una minga por la vida, el territorio, la autonomía, la soberanía y la paz

Escrito por
0
0
0
s2smodern
Minga indígena Minga indígena

Desde este 12 de octubre se ha movilizado la Minga Indígena, Social y Popular en Defensa de la Vida, el Territorio, la Autonomía y la Soberanía. Esta jornada es un formidable eslabón del conjunto de movilizaciones sociales que responden henchidas de dignidad a las funestas estrategias políticas, económicas y sociales de las clases dominantes representadas en el gobierno de Juan Manuel Santos y en la maquinaria mediática y represiva.

La expansión latifundista, de las transnacionales y del mercado financiero, está en el centro del conflicto por la tierra, los territorios y la soberanía alimentaria. En pleno siglo XXI no termina el etnocidio de los pueblos indígenas, afro descendientes y el extermino de las comunidades campesinas, pretenden cortarles sus raíces de los espacios naturales e históricos a los cuales pertenecen como hijos sagrados de la madre tierra.

La ambición de los inversores de capital va por las riquezas de la madre tierra. El apetito de los mercados y sus mandatos son la filosofía predomínate en las políticas de Estado. De otro modo les resultaría imposible usurpar el bien supremo de pueblos milenarios que además simbolizan el más grande patrimonio cultural de nuestra patria.

Hemos visto desfilar a miles de compatriotas en esta minga indígena, reflejando en sus rostros señales de angustias, necesidades y miserias acumuladas, igual muestran su generosidad y esa irreverente humanidad imposible de extinguir gracias a siglos de resistencia. A pesar de la brutalidad del régimen y de las asimetrías que enfrenta la lucha popular, esta no se doblega ante las violentas incursiones del terrorismo de Estado por intermedio de la Fuerza Pública.

Niño guambiano - Cauca, ColombiaDe nada han servido los derechos reconocidos a los pueblos indígenas por la Organización de Naciones Unidas ni los consagrados por la Constitución de 1991, siguen prevaleciendo los todopoderosos intereses de las élites empresariales y latifundistas. El arreglo de las leyes ha sido siempre para arrebatarles sus derechos y la violencia institucionalizada su punta de lanza más vergonzante.

Esta Minga Indígena ha puesto nuevos sacrificios: heridos, detenidos y desaparecidos. El recurrente y criminal oficio asignado a la Fuera Pública al estilo del tratamiento a otras  manifestaciones sociales como las marchas estudiantiles, las jornadas de protesta en desarrollo del paro nacional agrario y del paro de los campesinos del Catatumbo.

Las manifestaciones sociales son el camino definitivo para encontrarse con sus derechos, son el ¡basta ya! popular, no hay mal que dure cien años ni pueblo que lo resista. Al gobierno no le queda más que profundizar el terrorismo de Estado o dar paso a las reformas políticas económicas y sociales que el país le reclama. Lo primero le conduciría a una peor crisis de legitimidad que le resultaría muy costosa y lo segundo al reconocimiento laudable de compromiso con la paz de Colombia.

Que el Movimiento Indígena acompañe una salida política al conflicto armado es una decisión que nos alienta y la que reconocemos como un valioso aporte a ese gran clamor nacional por la paz. Les reiteramos nuestra voluntad de mantenernos en la Mesa diálogos hasta lograr acuerdos definitivos hacia la reconciliación de la gran familia colombiana. 

Acompañamos la reivindicación del derecho a la protesta social como una tradición histórica del movimiento indígena colombiano y por los  insignes derechos del Pueblo Colombiano.

Esta sería la hora de la paz si es la hora de la unidad de los colombianos por las transformaciones democráticas, invocamos a fortalecer la movilización social, a construir caminos de entendimiento haciendo de la paz la bandera que agite nuestros mejores esfuerzos, seguros de que solo así haremos posible la Colombia que merecemos y que hemos de heredar a nuestros descendientes.

 

0
0
0
s2smodern
Rubén Zamora

Integrante de la Delegación de Paz de las FARC-EP.
Email: rubenzamor87@gmail.com