• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Jueves, 27 Agosto 2015 00:00

Poder electoral no legitima el noble ejercicio de la política

Escrito por
0
0
0
s2smodern

Por: Fidel Rondón, integrante de la Delegación de Paz FARC-EP

Los principios básicos de una democracia para Colombia no se podrán seguir midiendo con la traza del sufragio, porque la identidad del voto libre y soberano se ha diluido en las marrullas de los caciques regionales. Se sostiene que los gobiernos elegidos obtienen, por medio de elecciones, el reconocimiento y la legitimidad que les permite ejercer la dominación sobre el territorio y sus habitantes. Pero no son las elecciones la fuente del poder de los gobernantes, sino el dinero que invierten en las campañas para acceder a él. El gobernante regional se dedica en su periodo de Gobierno a recoger la inversión de la actividad electoral y no a gobernar.

Se viene afirmando en nuestro país de forma generalizada que la clase política y la política electoral carecen de legitimidad, entre otras razones, por los altos índices de abstención electoral que superan el 50%, además por las conocidas prácticas corruptas y clientelistas de los políticos para cazar la voluntad del electorado.  

La campaña electoral para la mayoría de la población se ha degradado en un negocio. El apoyo, que debiera ser otorgado a los gobernantes por la adhesión libre de los individuos a los programas, se torna en una amalgama de intereses económicos. Por lo tanto, la legitimidad del sistema político la compra el gobernante en su campaña con mucho dinero invertido, haciendo que nuestra sociedad no sea gobernable, porque el elegido no cuenta con la legitimidad democrática para hacer cumplir la Ley y el mandato. El genuino cacique político colombiano carece de legalidad verdadera porque es elegido por las redes clientelistas que ha construido, y por el constreñimiento disimulado al elector al capturar su voto.

voto-presidencia_1_1.jpgLa crítica justa va encaminada también al vínculo político amarrado y convenido que existe entre los candidatos nacionales, locales y regionales y sus bases sociales. Porque la afiliación política no es ordinaria y desinteresada, y pesan más las lealtades recíprocas elector-cacique, que la coherencia genuina con una plataforma política. Creo que es la trágica herencia de los partidos Liberal y Conservador para los grupos sociales de la nación, y trasmitida de generación en generación a través de guerras civiles y sectarismo.

Este estilo de la actividad política tradicional centrada en clientelismo, definida como la relación entre un patrón que otorga favores burocráticos y protección a sus clientes, quienes corresponden con lealtad política y el voto, se ha legalizado e institucionalizado en las campañas políticas regionales en la actualidad, y se erige como un sistema de connivencia que beneficia al cacique regional (mediador entre la administración regional y la nacional), por el voto recibido y perjudica al iluso elector que seguirá durante cuatro años reclamando bienestar y justicia social. Esta relación infiel crece con el reparto de la burocracia y de los recursos en el Departamento y en el Municipio.

De todo esto se desprende que el país requiere una reestructuración del Estado, que garantice una organización participativa real del ejercicio del poder, acompañada de una reforma política y electoral que regule las contiendas políticas en igualdad de condiciones, y erradique las estructuras y prácticas clientelistas, corruptas, en el ejercicio de la política; en fin, que siente las bases para recuperar la credibilidad y transparencia del sistema político y la reforma del sistema electoral.

Políticos profesionales, especialistas en hacerles fintas a la Ley son los que acceden al poder político en las regiones. El delito de apropiación privada de recursos oficiales con fines políticos se configura post electoral, al empezar el gobernante a recoger su inversión de campaña. El código electoral colombiano vigente del año 85 con remiendos mal puestos y la Ley 1475 de 2011,con la cual se adoptaron reglas de organización y funcionamiento de los partidos y movimientos políticos y de los procesos electorales, son instrumentos alcahuetes de la compra de votos a cambio de ladrillos, tejas, mangueras, almuerzos y otros productos, o de la asignación de becas y cupos en el sistema de seguridad social.

Mayo_22_El_Tiempo_A2.jpg

Finalmente, lo peor de este cuadro calamitoso es que hay aceptación de este tipo de prácticas por amplios sectores de la población. Para muchos funciona como un sistema deformado de seguridad social y el único mecanismo que les permite acceder a los servicios del Estado. Para un gran número de comunidades colombianas, son su escaso acto de participación política formal dentro del sistema, que tienen oportunidad de experimentar cada cuatro años.

Nuestra participación política e inserción en la legalidad - y de los nuevos movimientos que irrumpen en la contienda a disputar en lid electoral el poder regional y nacional a los patronos y gamonales-, no es practicable dentro del actual régimen político. Urge por parte de los ciudadanos una revisión, reforma y democratización del sistema político electoral; también la creación del poder electoral implementando su modernización y tecnificación; la reconfiguración de las circunscripciones electorales; conformación de una Cámara Territorial, que sustituya a la actual Cámara de Representantes; el fortalecimiento de las circunscripciones especiales de comunidades y pueblos indígenas y afro descendientes; como también la creación de circunscripciones especiales para los campesinos. Solo entonces podrá el pueblo construir su futuro.


URL corta: http://goo.gl/i4kPB6

0
0
0
s2smodern
Fidel Rondón

Columnista del Jueves
Integrante de la Delegación de Paz de las FARC-EP

Artículos relacionados

En video

entrevistasmarquetaliacomunicadoEstado Mayor Central49 añosAniversario de las FARCEPcrisis diálogoscomunicado EMCrecomendacionesguerrillerasmujeressocialismorevolucionColombiaterrorismoArticulosMono jojoyguerraOCTUBRE DE RESISTENCIAINGRID BETANCURURIBE VÉLEZBolívar y ManuelCese el FuegoManuel Marulanda VelezResistenciaComision INternacionalmontajes policialesCGTFrente Antonio NariñonoruegaApoyo diálogoscomunicados conjuntosdiálogos de pazpaises garantesreflexionesAgenda de la habanaacuerdo generalterrorismo de estadotraiciónONIC100 propuestas minimasAsamblea Nacional ConstituyentePablo Catatumboconflicto colombianodesinformaciónZRCMárco León CalarcáDelegación de paz FARCEPhistoriaTLCbalance de la mesaOTANCaprílesSantosJoe Bidenlíneas rojastiempos del gobiernoParticipación políticadenunciasfalsos positivosmanipulación mediáticaPueblos indígenasChe GuevaraCubadescampesinizaciónsolución políticaMesa de Conversacionesgarantesprotestas CatatumboNorte de Santanderdemocracia realgarantias políticassolidaridad población Catatumborepresión estatalopiniónconstituyenterealidadesIván MárquezcatatumboELNmovimientos guerrillerosunidadinsurgencia colombianacese bilateralfuerzas militares y policiasreconciliaciónPaz en colombiaaclaracionesdeclaracionesjusticiaEleccion PopularHablando Clarooposición políticapaz sin impunidadproceso de pazrazones de la guerraGabriel Angeljuan Manuel SantosmarchasAndrés Parísprisionero de guerracanjemersenariointervención norteamericanarepresiónDiana CalderónLa HabanaCartascorrupciónCIApropestas catatumboApoyointernacionalismoFidel CastroRaul Reyestransnacionalesdoctrina militarAcuerdos Habanasecretariadorevolución cubanamarine norteamericanovíctimasacuerdo finalfútbolverdad históricaderechos humanosmedios de comunicaciónrealidades del procesoconflicto en colombiainformaciónLa Habana Viejaluchas históricasasesinatos liderespropuestas minimasguerra mediáticaguerrilla victoriosaJacobo Arenasacuerdos de pazKevin Scottrescate militaracuerdoscausas del conflictocumpleaños87 añosnacimientoTimoleón JiménezFARCEPpromesasdignidad nacionalexplotaciónparte militaracción militarley referendodrogas ilicitasluchas popularesNaciones Unidasunión Europeainteligencia militarespionajeprimer punto de la agendaparamilitarismodesplazamientoministroscambios socialesBloque Comandante Alfonso Canopueblo colombianoseguridad nacionalunilateralidadcomunicadosjorge briceñoAlfonso CanosaludossoldadonorteamericanomercenarioaniversariosRaul CastrohéroesJesse JassonliberaciónPiedad CordobapinzónVo Nguyen GiapVietnamJuan Carlos PinzónJaime Pardo Lealguerrilleras FARCEPmujeres FARCEPprocuradorordoñezBloque comandante Jorge Briceñoimpunidadmultinacionalestercer punto agendaFuturo promisorioacuerdos parcialesnarcotraficoBloque surTeófilo Foreroconferencia nacional guerrilleraEstados UnidosEEUUfascismoPetroEMCdesmovizaciónreintegraciónchileMichelle BacheletNICOLÁS RODRÍGUEZ BAUTISTAnavidadmilicias bolivarianastraidoresNSArepatriaciónCICRrebeliónfuero militarestatutosjuridicidadCelaciniciativas diálogoregularización de la guerraintervencionismointerceptacionesVenezuelaSucumbíosEcuadorHugo ChávezUNASURIván RíosguerrillerosconflictoPlenosReglamentosneoliberalismoorden públicoGaboDIHgestos de pazCarta públicaEjército NacionalPalestinagenocidioanálisis políticoopinión guerrillerosVíctimas del conflictobolivarianismoNicolas RodríguezUnión Patrioticaviolación DIHmártires del puebloestado fallidoCarlos Antonio Lozadacapitalismo salvajeBogotáComisión Histórica del Conflicto y sus Víctimasfin del conflictodesescalamiento de la guerrageneral mendietaCdte Joaquín Gómezinversión estranjeraPastor AlapeClara LópezguajiraBloque Martín Caballerohistoria FARCsalvedadesResistencia indígenaTibúCaucaIndígenasGeneral Alzate MoraChocóEdilson RomañaFrente Amplio por la PazUnidad insurgenteHabanaNicolas MaduroEjércitoAmérica LatinaPresidentecrímenesMilitaresintelectualesdemocraciapazguerrilleros,amnistíaverdadEstadoComunistaCarlos Gaviria DíazEduardo Galeanoizquierda latinoamericanacese unilateralIn MemoriamTrabajadoresglifosatoBombardeosJorge Eliécer GaitánFrentes de las FARCDescontaminación de explosivosPuerto RicoEl EspectadorEl TiempoTumacoAlvaro Uribe20 de julioIndependenciadesescalamiento del conflictoGobierno NacionalpolémicaPapa FranciscoPuebloCese al fuego1 de mayoterror de Estadosimón Bolívardoctrina de seguridad,Prisioneros de las FARCEPGobiernoDiálogoaniversariodelegaciónCristobal ColónAsesinadoLesa humanidadmuerteintifadaFamiliaresPatriaBloques FARCEPAsamblea GeneralTimochenkohuelga de hambreprisioneroshacinamiento carcelarioJuridicción Especial para la Pazplebiscitopremio nobelConfianzaComunidadesQuimboPSUVlatinoamericanosAcuerdo Final de PazChavismoSaludo de las FARCEPMontajes judicialesPlanificaciónAbortosfirma del Acuerdo FinalPlan ColombiaInjustificadaConejoGuerreristamovilizacionCaquetaAlcaldeHernan BravoRepudiamosCondolenciasFallecimientoRamón Castro RuzprácticaMatarCausas justas2008MinistroDefensaBombas inteligentessobrevivientesEjército colombianoDiálogos ELNCámara de RepresentantesDiosArtistasPartido Comunista de CubaVII CongresoDilma RousseffAmenazaPartido de los TrabajadoresManabíTragediaSismoCartagenaEmpresariosDía de las madresDilmaCristinaAcuerdo especialBrasilTimochenco52 añosGuerrillasOrlandoFloridaFin de la GuerraAbolirLey 002TributaciónArmando RiosFrente PrimeroCese el fuego bilateralAsalto26 años90 añoscelebracióndécima conferenciaAsesinatoLider campesinaCecilia CoicuéCorintoconciertoX ConferenciaYaríClausuraDeclaracion PolíticaRaconciliaciónEconomia de guerraResultadosConfederación SuizaConcordia

Boletín de noticias

Email:

Lo último en NC

Blogs